tierra para cultivo de huerto con Waterboxx

Como preparar la tierra para el cultivo de un huerto

Generalmente se le presta una mayor atención al cultivo o planta, y no se le presta la necesaria a cual es el mejor tipo de tierra para cultivo, lo que seguro, influirá de forma notable en el rendimiento de tu huerto. Antes de comenzar a cultivar es necesario conocer y tratar la tierra para que se encuentre en las condiciones óptimas para el cultivo.

tierra para cultivo de huerto con Waterboxx

Identificar  la tierra y sus características:

  • Tierra arenosa: Se caracteriza por tener una mala retención del agua pero una alta oxigenación de raíces gracias a su buen drenaje.
  • Tierra arcillosa: se caracterizan por una alta retención de agua pero su punto débil es el drenaje de agua, lo que trae como consecuencia una mala oxigenación de las raíces, es decir lo contrario que la tierra arenosa.

El equilibrio perfecto para obtener la mejor tierra para cultivo se encontraría entre ambos tipos, teniendo una tierra poco arcillosa pero capaz de oxigenar las raíces y retener el agua. Evidentemente no toda tierra tiene de forma natural esta composición idílica, por  tanto para conseguir esta combinación se pueden incluir diferentes elementos que ayuden a conseguir una tierra para cultivo apta:

Arlita: se tratan de bolas de arcilla expandidas con calor que ofrecen buen drenaje y oxigenación.

Perlita: se trata de un material muy liviano que almacena aire y nutrientes por lo que garantiza una buena oxigenación y drenaje.

Vermiculita: se trata de mica expandida, ideal para dar textura a tierras arenosas y detener la rapidez de drenaje ya que absorbe agua y nutrientes.

Compost: es el fertilizante más utilizado, se trata de materia orgánica en descomposición.

Estiércol: es importante que el estiércol esté bien descompuesto.

Humus de gusanos: ideal para los cultivos ya que aportan oxigenación a las raíces y textura a la tierra.

Fibra de coco: sustrato ligero con una alta capacidad de retención de agua y nutrientes, además aporta una buena aireación. Se recomienda mezclar la fibra de coco con humus de lombriz.

Eliminar la maleza

Es esencial prevenir la aparición de la maleza y para ello es importante despejar el suelo lo mejor posible antes de comenzar a plantar. Cuanto más limpio esté el suelo menor es el riego de que aparezca. Utilizando el Waterboxx nos aseguramos en cierta medida que una vez plantado no aparecerán malezas alrededor de la planta, ya que actúa como barrera. De todos modos siempre conviene repasar el huerto al menos una vez a la semana para asegurarse de que la maleza no ha vuelto a reaparecer.

Para  preparar la tierra para el cultivo, lo mejor es usar herramientas como la azada, o regando el suelo y al día siguiente con el suelo húmedo, arrancarlas con la mano tirando de ellas. Este método tiene la ventaja de que elimina las raíces.

Airear y Mullir

Existen diversos instrumentos para realizar esta tarea: Laya u horca de cuatro dientes, pala de cavar, etc. Para hacer esta labor hay que considerar que la tierra tiene que tener tempero, es decir no  debe estar seca. Para conseguir tempero hay que regar la tierra abundantemente y de dos a cuatro días después, dependiendo del calor y la humedad ambiental, la tierra se podrá trabajar para airearla y mullirla. Hay una técnica que consiste en remover la tierra con la pala , esta técnica es más respetuosa con la naturaleza porque mantiene la estructura del suelo. Conviene remover la tierra entre 20 y 25 cm. de profundidad. Es muy importante que esta operación deje la tierra perfectamente preparada para el cultivo de nuestro huerto, ya que de ello dependerá gran parte del éxito de nuestra cosecha.

Allanar

Consiste en dejar la tierra para cultivo llana, donde uno de los aspectos más relevantes es eliminar las zonas de tierra compactada que se forman debido a labrar la tierra fuera del punto adecuado de tempero y con la tierra seca. Estos terrones se quedan muy duros cuando se secan. Para deshacerlo hay que mojarlos abundantemente y dejarlos con humedad hasta el día siguiente, momento en que se desharán con facilidad pasando el reverso del rastrillo. Si hay que golpear, mejor hacerlo con la parte posterior de la azada. La zona de cultivo debe quedar llana y la tierra con una textura suave y con el granulado de la tierra fino.

 


Comments are disabled for this post