Select Page
sembrar arándanos

Guía completa + Consejos para sembrar Arándanos

Lectura 5 - 10 min
06/08/2023

¡Hola a todos! Hoy quiero hablaros sobre una especie vegetal muy especial: los arándanos. Estas pequeñas frutas de color azul oscuro son conocidas por su delicioso sabor y sus numerosos beneficios para la salud. ¿Quieres saber más sobre ellos? ¡Sigue leyendo!

El arándano, cuyo nombre científico es Vaccinium corymbosum, pertenece al orden Ericales y a la familia Ericaceae. Es un arbusto perenne que puede alcanzar una altura de 1,5 a 2 metros.

Las hojas del arándano son de color verde oscuro y tienen una forma ovalada y bordes lisos. El tronco es delgado y ramificado, y puede desarrollar una corteza de color marrón claro a medida que el árbol envejece.

El fruto del arándano es una pequeña baya redonda de color azul oscuro. Tiene un sabor dulce y ligeramente ácido, y es rico en antioxidantes y vitaminas. Los arándanos son conocidos por su alto contenido de vitamina C, vitamina K y manganeso.

Cómo y cuándo sembrar arándanos

La siembra de arándanos debe realizarse en primavera o principios de otoño, dependiendo del clima de la región. En áreas con inviernos fríos, es mejor plantarlos en otoño para que puedan establecerse antes de la llegada del invierno. En áreas más cálidas, la primavera es el momento ideal para la siembra.

Es importante tener en cuenta que los arándanos requieren un período de enfriamiento invernal para producir frutos de calidad. Por lo tanto, es necesario que las temperaturas desciendan por debajo de los 7 grados centígrados durante al menos 700 horas para asegurar una buena producción.

Donde cultivar arándanos

Los arándanos prefieren crecer en suelos ácidos con un pH entre 4,5 y 5,5. Además, necesitan un suelo bien drenado para evitar el encharcamiento de las raíces. Si el suelo de tu jardín no cumple con estas características, puedes modificarlo agregando turba o musgo de sphagnum.

En cuanto al clima, los arándanos se adaptan mejor a las regiones con veranos frescos y húmedos y con inviernos fríos. Las temperaturas máximas ideales para su cultivo están alrededor de los 25 grados centígrados, mientras que las mínimas no deben superar los -20 grados centígrados.

En cuanto a la pluviometría, los arándanos prefieren un riego constante y moderado. Es importante evitar el encharcamiento, ya que esto puede provocar enfermedades en las raíces. Si vives en una zona con lluvias abundantes, es recomendable utilizar sistemas de riego por goteo para controlar la cantidad de agua que reciben las plantas.

Cuidados recomendados para los arándanos

Como y cuando regar los arándanos

Los arándanos requieren un riego regular para mantener el suelo húmedo, pero no saturado. La cantidad de agua necesaria dependerá del clima y las condiciones del suelo. Es importante evitar el riego excesivo, ya que esto puede provocar enfermedades en las raíces.

En general, es recomendable regar los arándanos de forma regular durante la temporada de crecimiento, proporcionándoles al menos 2,5 centímetros de agua por semana. Si vives en una zona con lluvias abundantes, es posible que no necesites regarlos con tanta frecuencia.

Abono para los arándanos

Los arándanos tienen necesidades nutricionales específicas, por lo que es importante proporcionarles un abono adecuado. El abono para arándanos debe contener un equilibrio de nutrientes que incluya nitrógeno, fósforo y potasio.

Es recomendable utilizar un abono orgánico o un fertilizante de liberación lenta para evitar quemaduras en las raíces. Además, es importante tener en cuenta el pH del suelo, ya que los arándanos prefieren un pH ácido. Si es necesario, puedes ajustar el pH del suelo añadiendo azufre elemental o productos específicos para acidificar el suelo.

Tipo de suelo recomendado

Los arándanos prefieren crecer en suelos ácidos con un pH entre 4,5 y 5,5. Además, necesitan un suelo bien drenado para evitar el encharcamiento de las raíces. Si el suelo de tu jardín no cumple con estas características, puedes modificarlo agregando turba o musgo de sphagnum.

Plagas y enfermedades comunes en los arándanos

Los arándanos pueden verse afectados por diversas plagas y enfermedades. Algunas de las más comunes son:

  • Mosca de la fruta: Esta plaga puede dañar los frutos y reducir la calidad de la cosecha. Es importante utilizar trampas y productos específicos para controlarla.
  • Antracnosis: Es una enfermedad fúngica que puede afectar las hojas, los frutos y los brotes del arándano. Se recomienda utilizar fungicidas preventivos y mantener una buena ventilación en el cultivo.
  • Oídio: Es una enfermedad causada por un hongo que afecta las hojas y los brotes jóvenes. Se puede controlar mediante la aplicación de fungicidas específicos.

Recuerda que es importante mantener un buen manejo del cultivo y utilizar prácticas de prevención para evitar la aparición de plagas y enfermedades en los arándanos.

 

Referencias bibliográficas

  1. http://www.serida.org/pdfs/7452.pdf
Escrito por Rafael
Marketing y Redacción de Contenidos en Accreviri. Apasionado por la ecología y la naturaleza 🌱

También te puede interesar…

0 Comments